Ahora que estamos en pleno verano seguro que todos los mascotamigos ya tenemos bien planeadas las vacaciones junto con nuestros queridos compañeros del reino animal. Cada día nos ponen las cosas más fáciles, como lo hace nuestra recién estrenada Mascotour, una agencia de viajes pensada especialmente para viajar con nuestras mascotas!

Pero ¿y durante el trayecto? Mucha gente no sabe muy bien cómo hay que viajar con la mascota en el coche. Y no lo decimos a la ligera, ya que según el RACE, el 70% de los conductores no está al tanto de las normas de circulación vigentes para regular el transporte de mascotas.

Apuntes generales

Al viajar en coche tenemos que tener en cuenta que el animal es un pasajero más del coche, por lo que es importante lograr que vaya lo más cómodo posible, pero sin olvidar cumplir las normas de seguridad. Hoy en día, con los climatizadores disponibles en la mayoría de los vehículos se logra llevar una temperatura agradable al ir en marcha, y acompañandolo de agua se llevará un viaje agradable, pero no debemos olvidar que a algunos de nuestros compañeros puede que nos les apetezca sufrir un pequeño ciclón polar! Por ejemplo, tendremos que evitar si llevamos cualquier tipo de ave en su jaula, colocarla directamente cerca de una salida del aire acondicionado.

Viajar con perros
NUNca dejaremos a nuestra mascota suelta ni en la parte delantera del coche

Sabemos además, que quieres a tu animal de compañía como todos los mascotamigos, pero bajo ningún aspecto podremos llevar a nuestro compañero en brazos! Para cada animal existe una manera de transportarlos, y es la manera más segura tanto para ellos como para nosotros. Siempre podemos pedir consejo a nuestro veterinario de cómo poder llevarle, y además si nuestra mascota no está muy acostumbrada a viajar, nos dará unas directrices de cómo hacer que no le incomode viajar o recomendarnos algún calmante para que unas grandes vacaciones no se conviertan en un gran mal trago para él!

Y por supuesto, no podemos dejar de hablar de NO dejar nunca, nunca, nunca solo al animal dentro del coche. ¡Y ni en verano ni en invierno! Ahora con el calor la situación aún es más dramática, ya que es muy fácil que sufran el llamado golpe de calor, pudiendo llegar en muchos casos a morir por esa causa. Hay que tener en cuenta que el interior de un coche estacionado en verano, incluso si aparcamos a la sombra, puede aumentar en unos 10 ó 15 grados en muy poco tiempo. Esto quiere decir que si en el exterior cuenta con una temperatura de 30 grados, dentro del coche puede que haga unos 45 grados! ¿A nadie se le ocurriría meterse en un horno, verdad? Pues a tenerlo claro: a nuestra querida mascota tampoco!

Algunos tipos de sujección

Hoy en día tenemos a nuestra disposición numerosos sistemas testados que nos ayudarán a que nuestra mascota viaje más cómodamente sin descuidar la seguridad. Además, según las pruebas realizadas han demostrado que utilizar estos sistemas puede salvar la vida de nuestra mascota y del resto de viajeros en caso de accidente, ¡como para descuidarlo!. Veamos algunos ejemplos:

  • Arneses: de uno o dos enganches, se aseguran al cinturón de seguridad de la parte trasera del coche. No es el sistema más recomendable, ya que los engaches de los arneses no suelen ser lo suficientemente fuertes para que sujeten al animal en caso de colisión.
  • Transportines: una de las mejores opciones en el caso de perros, gatos, conejos, cobayas y un largo etcétera. Hay que diferenciarlos dependiendo de su tamaño. Los medianos pequeños pueden colocarse sujetos con el cinturón de seguridad en un asiento o, lo más recomendable, en el suelo de la parte de atrás. De esta manera, en caso de choque, el transportin se verá fuertemente reforzado el no moverse absorbiendo gran parte del impacto. Si son grandes, para perros de mediano/gran tamaño, lo ideal es llevarlos en el maletero o similar, ya que el enganche del cinturón puede que no sea suficiente para sujetar el volumén y peso del transportín con el perro, y podría salir despedido.
  • Rejilla divisoria: a la hora de llevar perros es una de las maneras más extendidas. Los perros al poderse mover con mayor libertad, suelen ir más cómodos, pero hay que tener en cuenta que el no llevar ningún tipo de sujección les hace más vulnerables y pueden sufrir más lesiones en caso de choque. Además, hay que tener precaución en el modelo de rejilla que adquirimos, pudiendo encontrar de malla de tela, de barras metálicas, etc.
  • Para aves, reptiles...: la mejor manera de transportarlos es en terrarios portátiles o jaulas más pequeñas a las que puedan tener en casa.

Viajar con gatos
Los transportines son una buena opción para poder llevar a nuestras mascotas

Lo que siempre tendremos que tener claro es que llevar la mascota suelta es un acto peligroso y que además está sancionado por la ley en el código general de circulación artículos 18.1 y 3.1, llegando a sanciones de un mínimo de 100 euros o más dependiendo de la situación.

¡Y un último apunte! Recuerda llevar la documentación de tu mascota en caso de tenerla (cartillas de vacunación, haberle implantado el microchip, etc), y si es un perro catalogado como potencialmente peligroso, tendrás que tener en regla su correspondiente seguro de responsabilidad civil. Ahora sí, estamos listos, ¡a viajar y disfrutar de las vacaciones, mascoteros!



  Sobre el autor

Carol Rincón

Periodista, diseñadora gráfica y gatuna hasta la médula, entre otros vicios.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio